twitter fb youtube google+

Energía solar térmica

Aprovecha el sol para producir agua caliente sanitaria, calefacción, climatización de piscinas, sistemas de refrigeración solar...

Mendigorria_web

Para lograr este tipo de energía es necesario un sistema de colectores solares que almacenan la radiación solar en tuberías dentro un captador solar. Los hay de muchos tipos diferentes, pero los más comunes son los que están en una caja semi-hermética con un cristal en la parte superior que se coloca en el hemisferio norte (mirando al sur) y, en su interior, hay unas tuberías que recogen el calor del interior para llevarlo a un deposito o donde sea necesario para trasmitir ese calor.

La energía solar térmica responde a un concepto básico: aprovechamiento directo de la energía radiante del sol.

De esta manera podemos, utilizar esta energía para calentar el agua, para la calefacción o para un proceso industrial. Con un diseño correcto, un instalación adecuada, una puesta en marcha y un mantenimiento anual, funciona perfectamente pudiendo conseguir interesantes ahorros económicos y energéticos.