Consultoría

Consultoría

autoconsumo_p diseno-eficiente-p2 consultoria_p

Somos un grupo de profesionales de contrastada experiencia en materia energética y de gestión de sistemas cuya misión es ayudar en el posicionamiento y toma de todas las decisiones desde el punto de vista de la energía. Orientamos a quién lo necesite: instituciones públicas, administradores de fincas, organismos públicos, mancomunidades, empresas, particulares, colectivos, arquitecturas, fontanerías, instaladoras, ingenierías, etc.

  • Analizamos las diferentes realidades y necesidades que se nos plantean y después de realizar un análisis, planteamos un convenio de colaboración para poder desarrollar el trabajo y poder obtener el mejor resultado posible.
  • Ayudamos a tomar decisiones con el prisma del ahorro energético, eficiencia energética y energías renovables.
  • Explicamos las posibles herramientas a utilizar.

 

La figura del asesor energético puede ser una pieza clave a la hora de tomar decisiones de futuro.

Definimos “auditoría energética” para un edificio (incluyendo un proceso industrial dentro de él), como un estudio de disminución de costes energéticos, económicos y medioambientales.

El término abarca un espectro muy amplio, en función de la profundidad con que se realice el estudio, pudiendo llegar desde un simple informe de propuestas de mejoras de equipos auxiliares del proceso principal, hasta un estudio detallado de mejoras, no sólo en los equipos auxiliares (cambios en la tecnología del proceso).

La auditoría energética es un proceso sistemático mediante el que:

  1. Se obtiene un conocimiento fiable del consumo energético del edificio y/o proceso industrial.
  2. Se detectan los factores que afectan al consumo de energía.
  3. Se identifican, evalúan y ordenan las distintas oportunidades de ahorro de energía, en función de su rentabilidad y emisiones de CO2.

Podemos plantear diferentes niveles de “auditoría energética”:

  • Diagnóstico energético: estudio sobre el estado actual de las instalaciones.
  • Auditoría energética: estudio sobre el estado de las instalaciones, con las correspondientes propuestas de mejoras orientadas al ahorro de energía, dinero y emisiones, incluyendo un estudio económico de las mismas.
  • Auditoría energética profunda: contempla los aspectos anteriores incluyendo un estudio sobre el proceso productivo y llegando a proponer importantes modificaciones en dicho proceso.
  • Auditoría energética dinámica y continua: es la que se realiza de un modo continuo.

Desde Acimuth creemos que para apostar de forma decidida por el ahorro, la eficiencia energética y por el uso de las energías renovables, es necesario promover entre la población estos valores.

La formación es la base para conseguir este objetivo. Queremos favorecer la cooperación en lugar de la competencia, buscando la colaboración con otras entidades, empresas, organismos públicos y privados. Basándonos en el respeto y las relaciones comerciales justas.

Por ello, desde Acimuth ofrecemos la posibilidad de la formación y poder transmitir los conocimientos técnicos acumulados en base a la experiencia desarrollada en los últimos años.

Los cursos los adaptamos a las necesidades de formación del alumnado, abarcando desde cursos intensivos de concienciación de media jornada de duración, hasta cursos extensos con varias semanas de duración en materias concretas: auditorías energéticas, energía geotérmica, calderas de biomasa, ingeniería de edificios bioclimáticos, sistema de refrigeración con energía solar térmica, energía solar fotovoltaica, energía solar térmica, sistemas aislados para autoconsumo.

Las Buenas Prácticas Ambientales (BPA) son uno de los instrumentos más eficaces para la mejora medioambiental de un Ayuntamiento o empresa.

Se basan en la realización de una serie de actuaciones cuya finalidad es la mejora del medio ambiente, reduciendo el consumo energético y reduciendo las pérdidas sistemáticas o accidentales de materiales, en forma de contaminantes (residuos, emisiones o vertidos). De esta manera mejoramos los costos económicos sin acudir a cambios en tecnologías, sino centrándonos principalmente en factores humanos y organizativos.

Elaboramos igualmente un plan de información y formación en buenas prácticas, buscando a nivel de organización una reducción en el consumo de energía, agua y residuos. No toda la responsabilidad debe recaer sobre la tecnología.

No hay nada más estúpido que querer cambiar las cosas, y seguir haciendo lo mismo.”
Albert Einstein