Diseño de un edificio eficiente

Diseño de un edificio eficiente

autoconsumo_p diseno-eficiente-p2 consultoria_p

ACIMUTH utiliza la domótica como herramienta para controlar de la mejor manera posible todos los equipos que intervienen principalmente en el consumo de la vivienda o el edificio, reduciendo considerablemente el gasto energético, mejorando el confort y reduciendo el costo económico del uso.

La domótica, combinada con las energías renovables y la amplia experiencia en gestión y diseño de instalaciones, nos lleva a configurar instalaciones eficientes con reducidas emisiones y con bajo coste de implantación y mantenimiento.

Pero… ¿qué es la domótica?

“La domótica es una disciplina tecnológica que se aplica en los edificios de todo tamaño y uso, con el fin de aumentar: la seguridad, el confort, los servicios multimedia, el diseño bioclimático y el ahorro energético” (Martínez Barbacil, 1998)

Con la domótica, se consigue la convergencia entre la disciplina bioclimática y la tecnológica, que hasta hace menos de medio siglo se consideraban antagónicas.

Martínez Barbacil (1998) entiende por tendencia bioclimática el “sentimiento de edificar buscando el equilibrio y armonía con lo natural”; siendo una forma especial de entender la arquitectura (arquitectura bioclimática).

Si se entremezclan la tendencia bioclimática con la tecnológica; focalizada en el desarrollo de la microelectrónica y de los servicios multimedia; se abre paso a la construcción de “edificios inteligentes” con sistemas domóticos.

Flórez de la Colina (2004) define a la domótica (domotique) como el “conjunto de técnicas que emplean la electrónica, la informática y los automatismo industriales”, siendo su principal objetivo el “ofrecer al usuario más confort, más tiempo para el ocio, y mejores servicios en el entorno doméstico por medio de una red de comunicación y diálogo que permite la interconexión de: los equipos audiovisuales, los electrodomésticos, los sistemas de iluminación y acondicionamiento ambiental, los sistemas de seguridad y protección, sistemas de riego, dispositivos electrónicos de ayuda a la gestión de actividades domésticas, sistemas de comunicación externa y equipos informáticos (…)”

Quizá la infraestructura en la que más se aplica este tipo de sistemas de automatización son los hogares particulares, considerándoseles “viviendas inteligentes” (smart homes) por presentar las siguientes características: control remoto desde dentro del hogar, acceso a servicios externos, control remoto desde el exterior durante ausencia de usuarios, programación y organización de las actividades domésticas… (Flórez de la Colina, 2004)

En otras palabras, una “smart home” es aquella que se ve beneficiada por los sistemas y productos que oferta la domótica: seguridad, gestión de la energía, confort y comunicación (Óp. Cit.)

En este sentido, tal y como afirma Chaparro (2003): “la vivienda y nuestra relación con ella están mutando”, en el sentido de que ya el hogar no se limita a nuestras actividades de descanso y protección, sino también va cobrando cada vez mayor protagonismo como espacio para nuestras actividades de ocio y nuestras responsabilidades laborales (Hogar = dormitorio + entretenimiento + trabajo).

Así, “la casa red” y “la casa en la red”, es una realidad que se viene potenciando desde hace más de 20 años gracias al desarrollo en la aplicación de las TIC´s (nuevas tecnologías de la información y la comunicación) al hogar (Chaparro, 2003)

Por nuestra parte, desde ACIMUTH, utilizamos el sistema LOXONE por su versatilidad, modularidad y bajo coste para el diseño de todo tipo de instalaciones, control de salas de calderas, oficinas y energías renovables.

Bibliografía:

Martínez Barbacil, J. M. (1998): “La domótica”. RE: revista de edificación, ISSN 0213-8948, Nº 27, 1998, págs. 71-76. Disponible en: http://dadun.unav.edu/bitstream/10171/17408/1/RE_Vol%2027_13.pdf

Flórez de la Colina, M. A. (2004): “Hacia una definición de la domótica”. Informes de la construcción, ISSN 0020-0883, Vol. 56, Nº. 494, págs. 11-18. Disponible en: http://informesdelaconstruccion.revistas.csic.es/index.php/informesdelaconstruccion/article/view/444/517

Chaparro Mendivelso, J. (2003): “Domótica: la mutación de la vivienda”. Scripta Nova: Revista electrónica de geografía y ciencias sociales, ISSN-e 1138-9788, Nº. Extra 7, 146. Disponible en: http://www.ub.edu/geocrit/sn/sn-146(136).htm

Un diseño planteado con principios de arquitectura bioclimática requiere engranar a la perfección al menos dos engranajes fundamentales: arquitectura e ingeniería. Algunos de los principios en los que se soporta la arquitectura bioclimática son: tener en cuenta el emplazamiento y evaluación medioambiental, orientación y energías pasivas, materiales de construcción saludables, analizar el comfort térmico, el confort acústico, diseño eficiente de las Instalaciones de climatización, electricidad y agua, plantear una propuesta para la gestión de residuos y reciclaje o tener en cuenta la calidad del aire para lo cual a su vez hay que valorizar los materiales empleados.

Energía-Agua-Materiales-Residuos-Salud

calificacin_energtica_webSomos una ingeniería que realiza proyectos y direcciones de obra de instalaciones de edificios pero que lo hace desde un punto de vista de EFICIENCIA ENERGÉTICA, y que además de esto hace de CONSULTORÍA ENERGÉTICA en el diseño arquitectónico del edificio. (simulación dinámica del comportamiento energético del edificio, envolventes, cerramientos, aislamientos, elementos pasivos, energias renovables….).

Somos la INGENIERÍA que mejor se acopla a la arquitectura del edificio cuando se quieren diseñar edificios que vayan más allá de la arquitectura convencional. Tenemos la experiencia y los conocimientos para diseñar y poner en funcionamiento un edificio «cero emisiones de CO2».

Trabajamos, si hace falta, desde el mismo punto de partida de cualquier proyecto en la edificación, asesorando sobre las diferentes decisiones y medidas que se van planteando por parte de la arquitectura y de la propiedad. Estudiando con un simulador dinámico los diferentes consumos de energía previstos en función de las diferentes ideas que se vayan planteando a nivel de proyecto. Estudio de las fachadas, aperturas acristaladas, sombreamientos, aislamientos, propuesta de materiales más salubres, elementos constructivos que favorezcan la entrada de luz natural evitando sobrecalentamientos no deseados, etc.

¿Cuánto gasta un edificio? ¿una vivienda?. Muchas veces se desconoce o al menos se desconoce hasta que punto lo que se consume es necesario. Ignoramos que nuestros edificios demandan entre 100 y 150 kWh/m2año (kilowatioshora por metro cuadrado y año), algunos incluso 200. El consumo energético de un edificio, por otra parte, empieza mucho antes de que nadie lo ocupe, habitualmente una tercera parte de toda la energía que el edificio demandará a lo largo de su vida útil se da en la fabricación de los propios materiales de construcción del mismo.

En nuestro entorno climático aproximadamente la mitad de los edificios están construidos sin la protección térmica adecuada. Estos edificios son auténticos depredadores de energía y suelen ser además los que precisan de una rehabilitación por un determinado problema.

En Acimuth, sabemos hacer viviendas con bajas emisiones de CO2 y con discreta demanda energética, entre cuatro y seis veces menor que la de los edificios convencionales. Viviendas que se las arreglen con 25-35 kilowatios/hora por metro cuadrado y año.

Podemos plantear diferentes posibles medidas de rehabilitación para su vivienda o edificio y cuantificar qué ahorro económico y energético va a lograr con cada una de las posibles medidas planteadas en la rehabilitación. Con una herramienta de cálculo y con nuestra experiencia podrá hacer una valoración de qué posible medida repercute en una mejor amortización de su inversión económica. ¿En qué es económicamente más interesante invertir, en sustituir la caldera, o en aislar las fachadas?. Nuestra independencia más nuestra experiencia suman dos elementos encontrando como resultado una respuesta completa.

En Acimuth desarrollamos simulaciones dinámicas del consumo térmico y eléctrico de proyectos de edificios para analizar sobre proyecto el comportamiento futuro del proyecto de edificio. Esto permite plantear sobre proyecto diferentes posibles soluciones de cualquier elemento constructivo del edificio y analizar las diferentes consecuencias en la demanda de energía del edificio proyectado.

Cuando se quiere diseñar edificios que van más allá de la arquitectura convencional, es imprescindible asumir medidas pluri-disciplinares y es así donde Acimuth aporta la perspectiva de una ingeniería integral en coordinación con la arquitectura.

Estudiamos con un simulador dinámico los diferentes consumos de energía previstos en función de las diferentes ideas que se vayan planteando a nivel de proyecto. Estudio de las fachadas, aperturas acristaladas, sombreamientos, aislamientos, propuesta de materiales más salubres, elementos constructivos que favorezcan la entrada de luz natural evitando sobrecalentamientos no deseados, etc.