Energía solar térmica

Energía solar térmica

Paneles térmicos en suelo de graba

¿Qué es la energía solar térmica?

En la energía solar térmica se transforma la energía procedente del sol en calor (o energía térmica). Gracias a esto podemos aprovechar la energía del sol para distintos usos como son la producción de  agua caliente sanitaria, calefacción, climatización de piscinas, sistemas de refrigeración solar, etc. Al ser una  energía renovable, esta es sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Paneles térmicso en casa sobre tejado, se ve el frontal de la casa y el jardín

¿Qué se necesita en su instalación?

Para lograr este tipo de energía es necesario un sistema de colectores solares que recogen la radiación solar en tuberías, dentro un captador solar. 

Los hay de muchos tipos diferentes, pero los más comunes son los que están en una caja semi-hermética con un cristal en la parte superior, que se coloca en el hemisferio norte (mirando al sur). En su interior hay unas tuberías que recogen, a través de un absorbedor, la radiación solar convertida en radiación infrarroja. Ésta, al atravesar el cristal, calienta un líquido (una mezcla de agua y anticongelante) que corre a través de un circuito primario.  El calor acumulado se transfiere entonces, con la ayuda de un intercambiador, a un circuito secundario donde se encuentra el agua que hay en el depósito del sistema. El agua se calienta y queda lista para ser utilizada.

Paneles térmicos sobre tejado de casa

La energía solar térmica responde a un concepto básico: aprovechamiento directo de la energía radiante del sol. De esta manera, como hemos comentado, podemos utilizar esta energía para calentar el agua. El agua caliente suele ser el principal uso en este tipo de sistemas y se puede utilizar para la calefacción (por ejemplo, por medio de suelos radiantes) o para un proceso industrial (pabellones deportivos, climatización de piscinas, etc.). Con un diseño correcto, una instalación adecuada, una puesta en marcha y un mantenimiento anual, la instalación funciona perfectamente. Pueden conseguirse interesantes ahorros económicos y energéticos, ya que es una de las formas más eficientes y económicas de aprovechar un recurso abundante y autóctono, el cual además es gratuito y tenemos disponible en el mismo punto de consumo.

Paneles solares en casa cerca de una montaña

Aquí te dejamos dos ejemplos: